• Sevilla, distrito de las Artes
  • Sevilla Festival de Cine Europeo
  • FEMÀS
  • Bienal de Flamenco
  • Patrimonium hispalense
  • Real orquesta simfónica de sevilla

Espacios ICAS

...

Comparte este contenido

Ocho espectáculos llenarán de arte jondo el Espacio Santa Clara durante la XIX Bienal de Flamenco de Sevilla

Con el apoyo de la Fundación Cruzcampo y del IAJ, el claustro de este espacio patrimonial ofrece una experiencia completa en forma de veladas de flamenco al aire libre

La XIX Bienal de Flamenco de Sevilla, que se celebrará del 8 de septiembre al 2 de octubre de 2016, ha preparado un variado cartel de conciertos para disfrutar de noches de flamenco al aire libre en el Claustro del Espacio Santa Clara.

La sede de la Bienal de Flamenco ofrece uno de los marcos más privilegiados para disfrutar de las noches de septiembre, ocho citas flamencas siempre a las 23 horas, que supondrán una experiencia completa para el público asistente: saborear, en torno a una mesa donde apoyar una bebida, el silencio del claustro, la belleza del entorno patrimonial, la vivencia del arte jondo en todas sus formas y la magia del ambiente.

Tal y como ha manifestado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz, “la Bienal es el mayor evento cultural de la ciudad y el que tiene mayor repercusión internacional, y uno de los factores que hace que La Bienal traspase cada vez más fronteras y reciba cada vez más visitantes es el componente de disfrute del flamenco en la ciudad de Sevilla y en sus lugares patrimoniales, espacios que no tienen otras ciudades, como los Reales Alcázares, la Iglesia de San Luis de los Franceses, el Hotel Triana, o el Claustro renacentista de Espacio Santa Clara, sede de la Bienal”.

La programación que acoge el Espacio Santa Clara arrancará el sábado 10 de septiembre con un espectáculo que se ha convertido, Bienal tras Bienal, en un clásico de las noches en este emblemático marco patrimonial: “Son de Peñas”. El cante sobrio y elegante y de José María Cáceres, la voz de bronce de Samuel Serrano, el dulce clasicismo de Manuel Pajares, la expresividad de la cantaora Melchora Ortega y la fuerza racial de la bailaora Saray de los Reyes, componen una rica representación de jóvenes creadores impulsados por la Federación Provincial de Entidades Flamencas de Sevilla, canteras para el desarrollo de un flamenco cuidado, respetuoso, desnudo y cercano desde hace más de medio siglo. 

A pesar del importante proceso de profesionalización vivido por el flamenco, este arte sigue ocupando espacios de expresión no comerciales vinculados a la socialización familiar y a localidades concretas. En Utrera la historia aglutina el flamenco en unas pocas familias gitanas conectadas entre sí y que dan lugar a un estilo propio de hacer compás. Así el día 12 el espacio acogerá el espectáculo “Yo vengo de Utrera”. Sus protagonistas “El Cuchara”, Ana “la Turronera”, Gaspar de Perrate, Joselito Chico, Manuel Requelo o Pitín hijo son flamencos de tradición, alejados del éxito comercial que se reúnen en este espectáculo, artistas de distintas generaciones que muestran su talento haciendo de este montaje una de las citas más especiales de la Bienal por lo difícil que resulta poder disfrutar de su arte y más, todos juntos sobre un mismo escenario.

El 19 de septiembre nos trae consigo ‘Entre mis manos’, el debut discográfico de Manuel Valencia. El guitarrista presenta en la Bienal su primer proyecto después de conseguir en la pasada edición el Giraldillo Revelación “por sus originales aportaciones al toque tradicional”. Su guitarra, llena de sonidos nuevos, bebe también de la tradición, de los toques añejos con los que crece y que le llegan de figuras como Fernando Terremoto o Moraíto Chico, a los que rinde homenaje en este disco. Es así como construye Valencia una identidad propia llena de proyección. Contará con la colaboración especial al cante de Juan José Amador, y con la bailaora Pastora Galván como artista invitada. 

La noche del jueves 22 de septiembre la Bienal nos invita a recuperar el origen del baile de El Barullo, nieto de Farruco, su abuelo e inevitable codificador del estilo característico de toda una saga, e hijo de la bailaora La Faraona, tristemente fallecida el pasado año. En ‘Akharipen’ (origen en caló) estamos ante un baile de enorme tensión dramática, de carga energética a través del gesto afectado y la estampa magnánima. Desde este pórtico de entrada, el bailaor sevillano nos presenta su manera de entender el flamenco, que es también la de un joven nacido en los 90, con estilo y recursos propios. El Barullo entra en escena con estos atributos, mostrándose en la cita flamenca más importante de su tierra por primera vez con espectáculo propio.

El espectáculo ‘La Guitarra de Pepe Habichuela. La Alternativa’ es una celebración que podrá compartirse el 25 de septiembre: la de los más de 60 años de trayectoria artística de Pepe Habichuela, un recorrido singular que se adentra en la historia de la guitarra flamenca y que define una vida consagrada al instrumento. Han sido seis décadas de cumbres artísticas, desde sus primeras actuaciones en el tablao madrileño Torres Bermejas hasta sus colaboraciones con Dave Holland en el disco ‘Hands’, o con Enrique Morente y otros genios del cante flamenco del siglo XX. Uno de los flamencos más queridos de la profesión, Habichuela también ha arropado con su toque a las nuevas generaciones. En su día lo hizo con Estrella Morente, Marina Heredia o Rocío Márquez. Para este espectáculo de la Bienal lo hace con la bailaora de Alba Heredia.

Si Triana es cuna del cante en el siglo XIX, la Alameda de Hércules será en el XX su Universidad. El bulevar donde nace Manolo Caracol, donde vive La Niña de los
Peines, acoge una concentración artística única que dará lugar a una edad de oro del cante. El 26 de septiembre, José y Gabriel de la Tomasa, principales valedores del cante de este enclave sevillano, protagonizan el espectáculo ‘Cantándole a la Alameda’, un mano a mano entre padre e hijo que nos sumerge en este legado desde la inicial ronda de tonás conjunta. Gabriel de la Tomasa, acompañado por Miguel Salado, invoca a Pastora, Tomás o El Carbonerillo. José de la Tomasa, con la guitarra de Paco Cortés, rememora a sus antepasados: la casa de los Torres, Pies Plomo, La Tomasa…

El 29 de septiembre llega al Claustro de Santa Clara Juan Carlos Romero, un artista que lo ha dado todo por el arte. Desde la interpretación como acompañante y como solista, desde la composición, desde la dirección y la producción musical. Y si algo ha dejado claro en este tiempo es una visión sencilla y austera, romántica quizá, incluso ingenua, en un mundo como el nuestro donde la apariencia predomina sobre la esencia; y el espectáculo, sobre el arte. Por eso titula ‘Qué más da’ a este concierto, para recordarnos que lo importante de la propuesta no es su título sino la música que contiene.

A pocos días de la clausura de la XIX Bienal de Flamenco de Sevilla, el 30 de septiembre, el Espacio Santa Clara ofrece la última de sus citas flamencas con el espectáculo ‘La Casa de los Sordera: Ortodoxia y Vanguardia’. Los herederos de Manuel Soto Sordera, uno de los grandes de la edad de oro del cante de Jerez de mediados del siglo XX, protagonizan esta reunión familiar compartiendo un legado que sigue vivo en las gargantas de Vicente Soto ‘Sordera’ y Enrique Soto, continuadores de la línea ortodoxa más apegada a la tradición. Pero la familia Sordera es plural, diversa. También da espacio a la vanguardia jonda. José Soto ‘Sorderita’ es un icono del nuevo flamenco desde que fundara Ketama a principios de los 80. Él, junto a Lela Soto y Maloko, interpretan la parte más abierta de este espectáculo. Completan el elenco las guitarras de Manuel Valencia, Miguel Salado y Nono Jero, y la percusión de Manu Soto.

Además de la colaboración de la Fundación Cruzcampo en todas las citas del ciclo, el Instituto Andaluz de la Juventud apoya la organización de los espectáculos ‘Akharipen’ (El Barullo), ‘La Guitarra de Pepe Habichuela. La Alternativa’ y ‘Cantándole a la Alameda’ (José y Gabriel de la Tomasa).